martes, 17 de febrero de 2015

La revolución en la F1 se pospone a 2017


Los planes para introducir grandes cambios en el reglamento de la Fórmula 1 tendrán que esperar al menos hasta el año 2017, una vez que los equipos, reunidos este martes en Ginebra (Suiza), han rechazado su implantación en 2016.
El proyecto de implementar en 2016 coches más anchos, neumáticos más grandes y mayor efecto aerodinámico no ha sido apoyado por los representantes de las escuderías, reunidos en la Comisión de Fórmula uno, según 'Autosport', que apunta una división de opiniones sobre el momento de su aplicación.
Mientras que unos equipos querían las nuevas reglas para el año próximo, otros prefieren esperar al 2017 para hacerlas coincidir con el regreso a los motores de 1.000 caballos de potencia y al nuevo contrato con el proveedor de neumáticos.
Según las fuentes que maneja 'Autosport', en el cónclave de Ginebra se ha acordado dedicar más tiempo a trabajar en las propuestas concretas para el 2017 para obtener mejoras definitivas.
La reunión de este martes se consideraba la última oportunidad para introducir las nuevas reglas con un apoyo masivo. Según el nuevo reglamento de la Fórmula uno, a partir del 1 de marzo cualquier alteración de la normativa para el año próximo requiere de un apoyo unánime de los equipos.
Poco antes de la reunión de Ginebra, el equipo Ferrari ha publicado el diseño de un nuevo coche con el que espera alimentar el debate sobre la necesidad de una revisión drástica de la imagen de los prototipos, asegurando que la nueva imagen podría obtenerse con cambios mínimos en las regulaciones actuales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada