lunes, 9 de febrero de 2015

Ráfagas de Kalasnikov contra la policía en Marsella

Justo hoy Marsella, en concreto el distrito de La Castellane, al norte de la ciudad, ha vivido en sus calles escenas de batalla campal, con tiros de kalasnikov incluidos. El terror se ha desatado al filo de las 9:00, cuando diez jóvenes vestidos con máscaras negras, dotados con chalecos antibalas, motos y armados con ametralladoras tipo AK-47 pertenecientes a un grupo de tráfico de drogas se han liado a tiros en plena calle contra unos cinco integrantes de una banda rival. Al llegar los agentes de policía al lugar les habrían recibido con ráfagas de Kalasnikov.
Los delincuentes se dispersaron tras la llegada de la Policía por diferentes puntos de la ciudad. En estos momentos más de un centenar de agentes están implicados en la amplia operación policial puesta en marcha para tratar de detener a los implicandose el tiroteo, y que incluye el uso de helicópteros. Algunas zonas de Marsella han sido evacuadas y cerradas al tráfico.
Marsella está considerada una de las ciudades más peligrosas de Europa, y los muertos por guerras entre bandas de droga no son extraños.
Aunque las primeras informaciones indicaban que al jefe de la policía marsellesa, Pierre-Marie Bourniquel, había resultado herido en el tiroteo, él mismo se ha encargado de refutarlo. Boruniquel, que iba en uno de los tres coches de la policía que llegaron primero al lugar y que fueron objeto de los disparos de los delincuentes, ha indicado a la agencia AFP que nadie ha resultado herido.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada